Hay muchos lugares donde un@ puede tener sexo, pero hoy vamos a centrarnos en el elemento agua. Ya que puede ser sumamente excitante hacerlo bajo un chorro calentito o sumergidos en una bañera. Pero eso sí, también hay que tener en cuenta estos consejillos para que la experiencia aparte de ser húmeda, sea satisfactoria.

Todo empieza con unos besos mojados, unas caricias incesantes, un masaje cuerpo a cuerpo, enjabonarse el uno al otro, tocarse mutuamente, observarse, deleitarse… Calentar el ambiente vaya.

Debemos saber que el látex de los preservativos no es compatible con el agua. Por lo tanto si tu pareja de juegos es alguien con quien tienes una relación esporádica, opta por la masturbación, las caricias o el sexo oral. (Que tampoco debemos olvidar que el sexo oral aunque en menor riesgo, también es causa de contagio. Si se tienen llagas o heridas en la boca no se debe hacer y en cualquier caso deberíamos evitar siempre que el hombre eyaculara en la boca)

Pero si en cambio tenéis una relación de pareja consolidada, podéis disfrutar perfectamente del sexo oral con total normalidad, además es un momento perfecto para degustar esas partes íntimas en todo su esplendor y frescura.

TIENDA ERÓTICA

ONLINE

www.asexora.com

Entrar...

Bien, hasta aquí todo correcto y sin peligro. Pero cuando la pareja quiera proceder a la penetración, hay que tener mucho cuidado con el fin de evitar riesgos (caídas, resbalones etc…) ya que la bañera y la ducha son sitios peligrosos. Es recomendable colocar en el suelo una alfombra anti deslizante o en su defecto una toalla que nos asegure el agarre. No hay que colgarse a lo primero que pillemos (cortinas, mamparas…) ya que con la pasión y el descontrol del momento podrían acabar rompiéndose y terminar esparramados por el suelo. Y eso no es lo que queremos.

Sobre las posturas más recomendadas variarán dependiendo de donde nos encontremos, si en la ducha o en la bañera y del espacio que dispongamos.

Una ducha o un baño calentito para las parejas que acaban de conocerse, también es algo a valorar. Se supone que si quedas con alguien para tener sexo casual debe venir duchad@ de casa, pero como es algo que no sabemos a ciencia cierta, una ducha juntos es la excusa perfecta para empezar el juego y asegurarse que los instrumentos estarán limpios y apetecibles…

El sexo en la ducha no es algo muy habitual, pero es una buena forma de hacer algo diferente con tu pareja. Además está genial que te sorprendan mientras te estás dando un baño y que todo acabe de la forma más inesperada. Es decir, con mucho placer…

La cuestión es disfrutar del sexo en todas sus variantes y probar cosas distintas de vez en cuando. Y ya sabemos que  la ducha es una actividad rutinaria que se hace a diario, pero que se  puede convertir en el mejor momento del día si la compartes con alguien que te pone y que te gusta. Así que ya sabéis… a mojarse en compañía!!

Si te mola el blog no te pierdas nada:

POR ASEXORA. © Todos los derechos reservados.

Simple Share ButtonsCOMPARTIR:
Simple Share Buttons

Suscríbete a nuestras Newsletter

Recibe todas las novedades y los últimos artículos del blog en tu email.

Gracias!! Recibirás un email para poder activar tu solicitud.